Embarazo y ciclismo: ¿es recomendable practicarlo?

Velove
Embarazo en el ciclismo
Velove

En los últimos años, el deporte y el embarazo a sufrido grandes avances a nivel científico. A parte, muchas mujeres desean seguir en forma o tratar de no coger mucho peso durante esos meses. Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer sufre muchos cambios tanto a nivel físico como psicológico. Se producen cambios cardiovasculares que redistribuyen los nutrientes y el oxígeno entre la madre y el feto. Al mismo tiempo, los cambios hormonales se encargan de una correcta distribución de los nutrientes. Por otro lado, una mujer embaraza tiene una cantidad de glucosa mucho más elevada que una que no lo está. En definitiva, se producen una serie de alteraciones que pueden dificultar la práctica de deporte pero….

El sillín y las chicas: problemas más comunes y soluciones

¿Se puede practicar deporte durante el embarazo?

Como decíamos al principio, es un tema que ha evolucionado a lo largo de los años. Por ejemplo,en el año 1985 se recomendaba practicar ejercicio durante no más de 15 minutos sin sobrepasar las 140 pulsaciones, según la Asociación Americana de Ginecologia y Obstetricia. Ya en el año 2006, la British Exercise Guideline estableció que las mujeres que no practicaban deporte antes del embarazo podría practicarlo al 60%-70% de su frecuencia cardíaca máxima. Para mujeres bien entrenadas, aumentaba al60-90% de la frecuencia cardíaca máxima  En este sentido, la Physical Actity Guidelines for Americans recomendó para mujeres sanas y con embarazos sin riesgo practicar, al menos, 150 minutos de deporte a la semana.

En el estudio presentado por los profesor@s Charlesworth, Burr, Foulds y Bredin, de las Universidades de Bristish Columbia, Guelph, Saskatchewan y British Columbia, respectivamente, se evaluaron 3766 mujeres embarazadas. En el estudio se midieron 74 parámetros. De ellos, sólo presentaron algún evento adverso 1.4 por 10.000 horas de deporte practicados por las participantes en el estudio. Los datos aumentaron a 6.8 por cada 10.000 horas cuando se incluyeron eventos leves como taquicardias.

En vista de estos datos, queda claro que el embarazo y el deporte es compatible y recomendable.

Mejora como ciclista sin entrenar

¿Se puede practicar ciclismo durante el embarazo?

La respuesta es que sí. En el estudio citado, se establece como uno de los deportes practicados el ciclismo. De hecho, el deporte que más escogieron las mujeres que realizaron el estudio fue el ciclismo, alrededor del 51% de ellas. Para aportar más datos, la Royal College of Obstetricians and Gynaecologists comenta que ciertas dolencias asociadas al embarazo como varices, hinchazón, varices…se reduce significativamente con la práctica de deporte.

A pesar de que el ciclismo está recomendado durante el embarazo, hay riesgos, según la RCOG. El más obvio, es el riesgo de caída. A parte, existen otros como el sobre calientamiento del cuerpo, por lo que la hidratación es muy importante. Algo obvio es que, a medida que la barriga crece la incomodidad puede ser importante. Quizás debas usar una bici de paseo, con una postura más erguida, asientos anchos etc…es importante ir cómoda.

Primer trimestre

Las primeras 12 semanas son un momento crucial para que el feto tome un agarre firme dentro del útero, y este período es el mayor riesgo de aborto involuntario. Sigue pedaleando, pero hazlo con suavidad y solo si tienes ganas, ya que la fatiga y las náuseas matutinas, que pueden durar todo el día y toda la noche, pueden obligarte a detenerte por un tiempo. Escucha a tu cuerpo. No se recomienda el mountain bike. Hay una alta probabilidad de caerse.

Segundo trimestre

Durante los meses tres a seis, las posibilidades de aborto espontáneo disminuyen drásticamente. El cansancio y las náuseas del primer trimestre probablemente también hayan disminuido.El ciclismo en esta etapa lo mantendrá en forma y flexible. Le ayudará a sobrellevar los dolores o molestias que conlleva cargar peso adicional. Hay que ser cauteloso y tener cuidado con las caídas

Tercer trimestre

Desde el mes seis hasta el parto, la  barriga crece mucho. Es posible que se quede sin aliento y sentirse muy incómoda sobre la bici. Las bicicletas de estilo holandés tienen una posición que evita inclinarse sobre tu estómago. Muchas mujeres embarazadas padecen de hemorroides, por lo que podría ser necesaria un sillín ancho y cómodo.

Sea como sea, lo más importante es que, si estás embarazada, consultes a tu ginecólogo para que te de las recomendaciones necesarias.

Fuentes:
Cycling while pregnant: tips and advice
Evidence-based risk assessment and recommendations for physical activity clearance: pregnancy (Sarah Charlesworth, Heather J.A. Foulds, Jamie F. Burr, and Shannon S.D. Bredin)

Entrenamiento para chicas ciclistas: ¿Por qué es diferente?

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*