El calor y el rendimiento deportivo: ¿Cómo nos afecta?

Velove
calor y rendimiento deportivo

Cuando llegan las buenas temperaturas todos nos animamos a salir en bici. El sol, sin embargo, es peligroso. No sólo por el hecho de que podamos quemarnos la piel si no también debido a que podemos sufrir un golpe de calor. Algo que pocos ciclistas conocen es que el calor afecta negativamente a nuestro rendimiento. Vamos a ver como nos afecta el calor a nuestro rendimiento deportivo.

¿Que es el GOLPE DE CALOR y cuales son sus sintomas?

El calor y el rendimiento deportivo

Podemos decir, como regla general, que el aumento de temperatura puede reducir el rendimiento de los deportistas entorno a un 20-30%. Este porcentaje varía ya que afecta más a hombre que a mujeres. También afecta más a personas mayores que a jóvenes.

El efecto que tiene el calor sobre nuestro es que nuestro cuerpo debe esforzarse más para termoregularse. Es decir, nuestro cuerpo debe mantener la temperatura adecuada para funcionar. La forma que tiene el cuerpo de controlar la temperatura es a través de la sudoración.

Cuando hace mucho calor, la temperatura del cuerpo asciendo. Para contrarrestarlo, el cuerpo ha de sudar más. Obviamente esto supone una mayor pérdida de líquido. Con ello, no sólo se pierde agua si no también sales minerales, que son vitales para el buen rendimiento del ciclista. Así pues, el cuerpo puede entrar en fase de deshidratación.

Cuando aumenta mucho la sudoración y no reponemos líquido y sales minerales el cuerpo puede entrar en deshidratación. Cuando sudamos mucho la sangre comienza a circular con menor volumen. El cerebro la distribuye hacia la piel para que ésta sea capaz de seguir trabajando y controlando la temperatura del cuerpo. La presión arterial también disminuye.

En base a esto, lo que ocurre es que el cuerpo comienza a reciclar el ácido láctico peor.  La cantidad de sangre que llega a los músculos es menor y con ello aumentamos la fatiga. En un estudio publicado en 1994 se establece que la pérdida de líquido puede suponer una reducción del rendimiento del 3% del peso corporal. Si la pérdida de líquido es muy importante esto puede llegar a duplicarse.

La forma de combatir la bajada en el rendimiento deportivo por culpa del calor es bebiendo mucho. No sólo agua si no también sales minerales. Otra cosa que debemos tener muy presente es no entrenar con altas temperaturas. No sólo nos exponemos a una bajada del rendimiento si no también a un golpe de calor. Las consecuencias de ello pueden ser tan graves que pueden ocasionarnos la muerte.

Wilmore JH, Costill DL, Physiology of Sport & Exercise, Lower Mitcham S.A,, Human Kinetics, 1994.

Consejos para mejorar la técnica en el ciclismo de carretera

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*