Ciclismo de carretera, ¿cómo dar el salto desde mtb?

Dar el paso de mtb al ciclismo de carretera es una aventura apasionante.

Velove
mtb vs carretera
Velove

El ciclismo de carretera es una disciplina apasionante. Se trata de un deporte duro, pero al mismo tiempo lleno de sensaciones. El asfalto, la sensación de sentir que la bici “vuela”, coronar puertos, las bajadas apurando en las curvas…son momentos que hacen vibrar a todo ciclista.  La mayor parte de los ciclistas amateur practica mtb o mountain bike, como queráis llamarlo. Son muchos los que, con el tiempo se acaban pasando también al ciclismo de carretera. Es cierto que se trata de dos deportes muy similares pero al mismo tiempo diferentes.  Las sensaciones son totalmente diferentes. En este artículo os vamos a mostrar una guía para que aquellos que venís del mtb os adaptéis mejor a la carretera.

Prueba de esfuerzo ¿Qué es y Por Qué es necesaria?

Guía para dar el paso de mtb a  ciclismo de carretera

La bici de carretera: Es lo primero que necesitas, sin duda. Sin embargo, hay que pararse antes de comprar una. Las bicis de carretera pueden ser extremadamente caras. Lo que sube el precio es el peso. Si amigos, a menos peso, más caras. Es así. Los nuevo en la carretera no debéis cegaros con esto. Es mejor asegurarse primero que nos vamos a sentir cómodos practicando ciclismo de carretera y luego dar el salto a bicis de gama alta. Hoy en día el mercado de segunda mano es muy amplio. También existen outlets o grandes superficies con buenos precios.

Busca comodidad: Las bicis de carretera están diseñadas para ser muy rápidas. Esto implica que a más aero sea la bici más incómoda será. La postura es una de las mayores diferencias entre mtb y carretera. Al no estar acostumbrados podemos sentirnos muy incómodos. Es mejor comprar una bici gran fondo, cuya postura es más erguida. Esto nos ahorrará muchos dolores de espalda.

No te fie de la estética: Este es un componente muy importante. El ciclismo de carretera tiene un toque “snob”. Las bicis aero,  con ruedas de perfil alto son muy bonitas, pero no son lo mejor para comenzar. Busca una bici funcional, no bonita.

El recorrido: El ciclismo de carretera es peligroso. Más que el de montaña. El motivo es obvio, los coches. Es mejor siempre, hacer recorridos con pocos vehículos y por carreteras secundarias. Ir por carreteras muy transitadas puede resultara muy estresante si no se está acostumbrado.

La grupeta: Es buena idea que te busques un grupo de amigos que sean “carreteros” y que te ayuden a iniciarte en este apasionante mundo.

La técnica: el mtb es muy técnico, pero el ciclismo de carretera también. Saber acoplarse a la bici, saber hacer un pedaleo redondo, saber hacer “bailar” la bici subiendo, coger las curvas…todos ellos son detalles que se adquieren con la experiencia. No es tan sencillo como montarse sobre la bici y dar pedales. La diferencia entre un ciclista amateur corriente y uno bueno lo marcan estos detalles.

Los materiales: al igual que  en el primer punto, no necesitamos una bici con los  componentes de más alta gama. No vas a notar la diferencia entre un Shimano  105 o un Ultegra. Esto puede subir mucho el precio.

El salto de mtb a carretera es una consecuencia casi lógica de todo ciclista. Sin embargo, es importante tener en cuenta ciertos elementos antes de dar el paso que pueden condicionarnos a la hora de disfrutar este deporte.

Mejores bicicletas por menos de 2000€

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*