El dolor de hombros en el ciclismo: 5 trucos para eliminarlo

dolor de hombros ciclismo

Los ciclistas, al montar en bici, sufrimos de muchos tipos de molestias debido a las largas horas que nos pasamos entrenando. Uno de los más comunes es el dolor de hombros. Generalmente en muy pocos caso suele tratarse de una lesión de importancia. Más bien es una molestia debido a la posición que llevamos sobre la bici. Eso sí, puede resultar bastante molesta debido a que son los hombros los que sujetan nuestro peso. Veamos una serie de elementos que pueden afectarnos:

Lesiones más comunes en el ciclismo

-Postura: Cuando montamos en bici, uno de los principales causantes del dolor de hombros es la postura. Pensemos que cuanto más aero sea la postura más propensos seremos a este tipo de problemas. Por el contrario, las bicis gran fondo son ideales para minimizar los dolores, no solo de hombros sino también de cervicales y espalda.

El cuadro: El tamaño del cuadro es determinante. Si este es muy largo o muy nos obliga a mantener una postura demasiado forzada sobre el manillar. Llevar los brazos muy estirados o muy encogidos afecta directamente al dolor de hombros. Déjate aconsejar por un profesional a la hora de elegir tu talla. También se puede corregir este problema cambiando la potencia, por una más corta o más larga.

-El manillar: Aunque pueda parecer una pieza irrelevante de la bici, el manillar es una parte muy importante. Es sobre donde apoyamos gran parte de nuestro peso. Al mismo tiempo, existen diferentes  tallas. En función de nuestra estructura corporal (anchura de hombros) deberíamos elegir uno u otro. Ojo, por que las chicas han de usar manillares específicos para ellas, mucho más estrechos.

-Vibraciones: Tantas horas en bici provoca que el cuerpo tenga que absorber gran cantidad de baches y otras irregularidades. Los amortiguadores naturales del cuerpo son las articulaciones. Los hombros aquí juegan un papel muy importante ya que junto con los codos son los responsables de recibir los impactos de la carretera. ¿A quién nunca se le han dormido los brazos por culpa de los baches? Para evitar esto, lo mejor es aprender a llevar los brazos ligeramente flexionados sobre el manillar. Así repartimos la absorción de los impactos.

-Encogimiento de hombros: Es muy común entre los ciclistas poco experimentados llevar los hombros encogidos cuando monta en bici. Esto se debe a la tensión y  a que vamos poco relajados sobre la bici. Esta forma de montar en bici ya no sólo nos provocará dolor de hombros sino también de cervicales y muy probablemente de cabeza.

Aprender a corregir la postura de nuestro cuerpo es fundamenta si queremos evitar el dolor de hombros. Al mismo tiempo, un ajuste lo más adaptado a nuestro cuerpo posible de la bici también es fundamental. Para tratar de mitigar este problema sería bueno hacer ejercicios de fortalecimiento de los hombros, junto con las dos recomendaciones anteriores. Recordad estirar cuando terminéis vuestros entrenos y si de vez en cuando podéis acudir a un fisioterapeuta, estaría genial. Si veis que los dolores no remiten al bajar de la bici…al médico!

Rozaduras: causas, síntomas y soluciones

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*