Carretera vs Gravel: ¿Qué bicicleta elegir?

gravel vs carretera

Las bicicletas de gravel son una realidad. Cada vez son más las marcas que están apostando muy fuerte por este tipo de bicis. Versátiles, rápidas, cómodas, divertidas…suponen una gran competencia para las bicicletas de carretera tradicionales. Pero….¿Qué diferencias puede haber entre ellas?

Velocidad: Las bicis de gravel son más lentas que las de carretera debido entre otras cosas a sus desarrollos y a sus cubiertas. Respecto a los primeros, hay que decir que éstos vienen adaptados a terrenos complicados. Por otro lado, las cubiertas son mucho más anchas y con algo de taco para dar mayor tracción. Esto provoca que la rodadura sea más complicada y lenta. Por otro lado está el tema del peso, siempre algo mayor en las gravel.

7 Diferencias entre el ciclismo de montaña (mtb) y carretera

Confort: Las bicis de carreteras están hechas para una cosa: para ser rápidas. Ya sean cuadros aero que nos permiten ir rápido en llano o cuadros escaladores que nos ayudan a ser veloces subiendo, lo cierto es que esa es su principal fin. Por otro lado, las bicis gravel tienen un diseño que se asemeja algo a las gran fondo. En las gravel, dado que están diseñadas para rodar fuera del asfalto, su postura es mucho más cómoda y relajada.

Intensidad: En cuestión de intensidad y esfuerzo a realizar, la gravel, debido a sus desarrollos más cómodos, es una bici que nos permite rodar con más tranquilidad.

Te puede interesar:

Músculos implicados en el pedaleo

Diversión: Este punto es algo muy subjetivo. Para unos escalar puertos a un ritmo infernal es muy divertido mientras que para otros lo es meterse por un camino y embarrarse. Sea como sea, lo cierto es que la gravel, en este sentido, da una mayor versatilidad. Nos permite rodar por carretera en unas condiciones muy buenas y al mismo tiempo disfrutar de esos caminos con gravilla y piedra.

Técnica: Si bien se trata de dos bicis similares, la gravel necesita algo más de control. Quizás las sensaciones en carretera puedan ser muy parecidas pero fuera del asfalto, las cosas cambian. Una bici gravel, a pesar de tener el manillar más ancho, se va a mostrar nerviosa y más difícil de controlar que, por ejemplo, una mtb.

Conclusión: Las bicis de carretera y gravel son similares. Sin embargo, cada una tiene su función. Si te gusta mucho el asfalto quizás deberías decantarte por una de carretera y si lo tuyo es la montaña por una mtb. La gravel es algo intermedio. Si te gusta salir a rodar muy tranquilo por carretera y de vez en cuando te apetece hacer un camino de tierra y divertirte….la gravel es tu elección.

 

La fuerza: la clave del entrenamiento ciclista

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*