Biomecánica en el ciclismo: ajustes clave para mejorar el rendimiento

Biomecánica ciclista: mas rendimiento y menos lesiones

biomecánica ciclista

Biomecánica, la clave del rendimiento

La biomecánica es la ciencia que se ocupa del movimiento del cuerpo humano, en nuestro caso, aplicada al ciclismo. En conjunto, lo que tratamos de buscar mejorando los ajustes biomecánicos es que nuestro cuerpo se adapta lo mejor posible a la bicicleta y viceversa. Lo ideal es acudir a un profesional para que nos digan exactamente cuales son los ajustes que debemos realizar. Aún así, os dejamos una serie de consejos rápidos y sencillos que os ayudarán a mejorar vuestros ajustes sobre la bici. Os lesionareis menos y entrenareis más y mejor.

AJUSTES BIOMECANICOS BÁSICOS

Tamaño del cuadro:  Para conocerla debemos medir la altura de nuestra entrepierna y multiplicar el resultado por 0.65. Un cuadro muy grande o pequeño puede provocarnos dolores en las rodillas, espalda, cervicales…casi todas las marcas disponen de una amplia guia de tallas.

Posición de las calas: es el principal causante del dolor de rodilla. Es muy importante tener en cuenta la rotación natural de nuestras rodillas. De esta forma, debemos ver cual es orientación de la punta de nuestros pies al caminar. Si miran hacia fuera o hacia adentro, las calas deben colocarse en el mismo sentido. Primero se deben poner en una posición centrada y luego ir probando cómo nos sentimos más cómodos.

Dolor de rodilla: causas

Altura del sillín: la altura correcta es cuando, sentados en el sillín, con la pierna extendida y el pedal abajo del todo, la parte de abajo de la zapatilla roza el pedal.  Para saberlo de forma más exacta podemos medir nuestra entrepierna y multiplicarla por 0.885. Un sillín muy alto o bajo resta potencia y provoca lesiones.

Avance o retroceso del sillín: para su correcta posición debemos tener la punta del sillín entre 5 y 8 cm por detrás del eje del pedalier. Otra forma de verlo es, cuando el pedal está en su posición más avanzada, la parte delantera de la rodilla tiene que quedar en línea con el eje del pedal.

Anchura del sillín: Nuestro cuerpo se asienta en el sillín gracias a los isquiones. Cada persona tiene una anchura de los isquiones diferente, de ahí que cada persona necesite una medida diferente. Las mujeres deben usar sillines específicos, no sólo por la anchura de la cadera si no por que su fisionomía es diferente. Si pasamos tiempo sin montar en bici, es normal notar algo de molestia en el trasero pero nunca en la zona genital. Esto supone que está mal ajustado o no es de nuestra talla.

Coloca el sillín de forma correcta

Ajuste del manillar: va en relación con la anchura de hombros del ciclista. Aquí también debemos diferenciar entre hombres y mujeres. Lo más cómodo es que el manillar sea de la misma anchura que nuestros hombros. Respecto a la altura, cuanto más bajo, más aerodinámico pero puede resultar incómodo y provocar tensiones en las cervicales y espalda.

Angulo de la espalda: Un cicloturista habitual debe llevar una inclinación de la espalda del 45º. Menos de eso está reservado para profesionales y si eres un ciclista que sale muy poco, lo mejor es que vayas lo más recto posible. El ajuste depende de si te sientes cómodo o no. Si no sufres tensión en la espalda y cervicales es que está todo bien. Es un poco en función de como se sienta el ciclista de cómodo y lo flexible que sea.

Longitud de las bielas: respecto a esto no hay estudios que certifiquen que se pueda mejorar el rendimiento. Te recomendamos que leas nuestro artículo sobre este tema.

La longitud de las bielas: por qué es importante

La biomecánica ciclista es fundamental para mejorar el rendimiento y  evitar lesiones. Haciendo unos sencillos ajustes se pueden conseguir una muy buena configuración de la bici para ir lo más cómodos posibles.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*